La importancia del semillero

Un semillero es el mejor lugar para seleccionar, producir y propagar las plantas en condiciones óptimas, ya que allí pueden tener un crecimiento favorable y eficiente para el desarrollo que le permita adquirir la fortaleza necesaria para sobrellevar las adversidades que pueden producirse en el sitio de siembra definitivo.

Por lo tanto, el principal objetivo de un semillero es producir plántulas de muy buena calidad, manteniendo el máximo potencial de crecimiento en las fases siguientes del cultivo, y es la base para el éxito de una inversión a largo plazo. Cuando se planta el cultivo en lugar distinto al semillero la germinación y el crecimiento son irregulares, las plantas toman un aspecto enfermizo, hay debilidad orgánica, que las hace sensibles a las enfermedades y fácilmente vulnerables a las plagas y enfermedades. Por esta razón, se da una gran importancia al aspecto sanitario de la planta, siempre que tenga un tamaño y un vigor adecuado.

Es importante recordar que, después de la siembra y el trasplante se presenta un período crítico de adaptación en el semillero. Por esto, deben extremarse los cuidados garantizando el riego, el deshierbe, la nutrición, la aplicación del sustrato, así como el control de plagas y enfermedades. El semillero es exitoso siempre y cuando se garantice que la talla de las plantas producidas es la adecuada, pues de lo contrario se presentan pérdidas cuantiosas en este proceso.

Ventajas de un Semillero

  • Prevención y control
    Los cuidados necesarios y las condiciones propicias que genera el semillero, logran un buen desarrollo de las plantas, teniendo mayores probabilidades de sobrevivencia.
  • Plántulas de calidad con características deseables
    El manejo adecuado de almácigos (bolsas) hace que las plántulas sean sanas, vigorosas, puras, con hojas de buen tamaño y coloración.
  • Control de parámetros climatológicos y patológicos
    El semillero permite controlar y optimizar la cantidad de plántulas aptas para el establecimiento del cultivo y disminuir el porcentaje de resiembra.
  • Valoración detallada de la plántula
    El semillero permite llevar a cabo una uniformidad en el desarrollo y crecimiento de la planta generando un mejor control sobre toda la producción
  • Mayor volumen radicular
    El semillero permite un rápido establecimiento en el campo, reduciendo los tiempos productivos y absorbiendo mayores nutrientes para garantizar unas cosechas óptimas
  • Reutilización del semillero
    Un adecuado mantenimiento permite su uso durante años, reduciendo el costo de producción de plantas.

Estos beneficios se traducen en:

Mayor rentabilidad del cultivo (se reduce el tiempo y valor de la inversión para el productor)
Disminución de costos (en mano de obra al manejar las plántulas en un área más reducida)
Control del porcentaje de resiembra.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

La importancia del semillero

Un semillero es el mejor lugar para seleccionar, producir y propagar las plantas en condiciones óptimas, ya que allí pueden tener un crecimiento favorable y eficiente para el desarrollo que le permita adquirir la fortaleza necesaria para sobrellevar las adversidades que pueden producirse en el sitio de siembra definitivo. Por lo tanto, el principal objetivo

Continuar Leyendo »

Falsos ahorros en la agricultura

Cómo bien se sabe reducir los costos de producción es una tarea que todo empresario debe realizar de manera constante en su negocio, y las labores de campo no son ajenas a ello, puesto que se trata de un sector altamente competitivo, dinámico y exigente. Para comenzar, debemos establecer qué se entiende por reducción de

Continuar Leyendo »